Conecta con nosotros

Salud

¿A qué se debe cuando se nos duermen los pies?

Publicado el

El adormecimiento u hormigueo en los pies puede ser de origen óseo, vascular o nervioso y aunque en la mayoría de los casos es puntual y leve, podría ser un indicador de problemas más serios. Descubre ante qué síntomas debes acudir al médico.

A todos nos ha pasado que en algún momento, se nos han dormido nuestros pies u otras extremidades, como las piernas, las manos o los brazos. Es una sensación de hormigueo o adormecimiento en la que dejamos de sentir la zona y suele acompañarse de leves pinchazos que parecen alfileres clavándose en nuestros pies. Seguramente te has preguntado preocupado a qué se debe su incómoda aparición.

Pues bien, esta situación clínica se denomina parestesia, y aunque en la mayoría de los casos es leve y transitoria, también puede ser un indicador de otros problemas más serios. Y es que, el origen de esta situación suele ser neurológico, vascular o ambos.

Situaciones leves que pueden provocar que se te duerman los pies

En lo que a los pies se refiere, la sensación de hormigueo o adormecimiento puede tener lugar por cualquiera de los problemas anteriormente descritos y también por situaciones más leves como pueden ser las siguientes:

  • Cuando se lleva calzado ajustado, apretado o que comprima el pie o al apretar mucho la lazada. Aquí podemos englobar a aquellas personas que se aquejan de dicha sensación cuando llevan botines que les aprietan en la zona alta del dorso del pie o empeine, o bien por un acordonado apretado o calzados cuya horma es estrecha para el pie que va alojado. En resumen todas aquellas tiene esta sensación de hormigueo debido a presiones que recibe el pie por parte del calzado.
  • Postura inadecuada. Cuando permanecemos en la misma posición durante un periodo de tiempo, por ejemplo con las piernas cruzadas, debido a la compresión existente en una o en las dos piernas se nos pueden dormir los pies o incluso las piernas. Su origen tendría que ver con lo anteriormente descrito. Dicha sensación de adormecimiento puede estar relacionado, en determinadas posturas, con retracciones musculares, contracturas, etcétera.
  • En deportistas: esta sensación de adormecimiento de los pies pueden darse en alpinistas por congelaciones leves por frío. También en ciclistas debido a que su botín no es el adecuado o debido a un mala posición de la cala que presiona la planta del pie y provoca esta sensación de adormecimiento. Así mismo, se puede dar en corredores debido a que las zapatillas o el acordonado hacen presión en zonas concretas, sin necesariamente sentir dicha presión.

Continue Reading
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2017 El Canillita Digital.