Conecta con nosotros

Internacionales

Alberto Fernández almuerza con uno de los enviados de Donald Trump.

Publicado el

El encuentro se realiza en Casa Rosada. Ayer hubo un cortocircuito entre el nuevo gobierno y la diplomacia norteamericana por la presencia del venezolano Jorge Rodríguez en la Argentina.

Alberto Fernández se reúne con Michael Kozak

El presidente argentino Alberto Fernández mantiene un almuerzo con Michael G. Kozak, subsecretario de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado norteamericano. El funcionario de la Casa Blanca es el principal asesor de Donald Trump para América Latina y uno de quienes mejor comprenden la región. La expectativa de la delegación diplomática de alto nivel es total respecto al encuentro que se desarrolla con el mandatario argentino desde las 14.

Kozak se reunió hoy con el presidente Fernández para continuar trabajando en el fortalecimiento de la relación bilateral en temas de interés para ambos países y la región”, informó la Embajada Argentina en Buenos Aires mientras se realizaba la comida en la Casa Rosada.

De la reunión participan el embajador en Buenos AiresEdward C. Prado, el Consejero Político Chris Andino, y la asesora Mariju Bofill. Acompañan al jefe de Estado, el canciller Felipe Solá, el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Béliz y Jorge Argüello -probablemente futuro embajador en Washington- . Sin embargo, algo cambió en la comitiva inicial dispuesta por Washington. De ella formaba parte Mauricio Claver, asesor presidencial y director de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental.

Alberto Fernández junto a parte de la comitiva que envió Donald Trump para los actos de traspaso del poder
Alberto Fernández junto a parte de la comitiva que envió Donald Trump para los actos de traspaso del poder

Decepcionado con la presencia del ministro de la dictadura chavista Jorge Rodríguez, Claver desistió de asistir a los actos protocolares en el Congreso y en la Casa Rosada y resolvió retornar a los Estados Unidos. Lo decidió luego de conocer la invitación que había sido cursada por la entrante administración argentina a uno de los hombres más importantes del círculo íntimo de Nicolás Maduro.

Fuentes diplomáticas aseguraron a Infobae que colaboradores cercanos del nuevo ministro de Relaciones Internacionales Felipe Solá habían asegurado a sus pares norteamericanos que Rodríguez no ingresaría al país. Incluso, el entorno del flamante canciller había informado que era otro el “Rodríguez” que asistiría a la jura. Hablaban de Héctor Rodríguez, gobernador de Miranda.

El ministro de Comunicación e Información de Venezuela fue sancionado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y tenía prohibida la entrada a la Argentina luego de que ocho días atrás el gobierno firmara una resolución conjunta por parte de las naciones miembros del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). Junto a él otros 28 funcionarios del régimen -incluido Maduro– tenían la entrada restringida a las naciones que componen el acuerdo. Los delitos imputados a estos chavistas son de lo más variados: desde tortura y violación a los derechos humanos hasta narcotráfico.

Alberto Fernández con el ministro de Comunicación e Información de la dictadura de Venezuela, Jorge Rodríguez, durante su asunción. A su lado, el canciller Felipe Solá (Reuters)
Alberto Fernández con el ministro de Comunicación e Información de la dictadura de Venezuela, Jorge Rodríguez, durante su asunción. A su lado, el canciller Felipe Solá 

La violación de este tratado y la afrenta a Claver generaron decepción no sólo en la delegación de Trump, sino también en otros países que hasta el 9 de diciembre se sentían aliados de la Argentina. Un evidente malestar se extendió por aquellos cancilleres que firmaron el acta el pasado 3 de diciembre y que vieron cómo Buenos Aires incumplía su palabra. “Lo que se firmó era vinculante, no había razón para semejante acto”, dijo un diplomático que prefirió guardar su nombre.

Pero la delegación norteamericana no se detuvo sólo en la llegada de Rodríguez, sino también en los primeros “mensajes” que recibieron por parte de la Casa Rosada en las horas iniciales de su gestión. La primera audiencia privada de Fernández estuvo dirigida al presidente de la dictadura cubana, Miguel Díaz-Canel, con quien se mostró sonriente en las fotografías oficiales. “Durante el encuentro los jefes de Estado destacaron la importancia de incrementar el intercambio de remedios y alimentos, con especial énfasis en medicamentos genéricos destinados a los adultos mayores”, informó el Gobierno a través de un comunicado oficial. Quizás Díaz-Canel quiera implementar el polémico plan de Médicos Cubanos en la Argentina.

Las otras reuniones que llamaron la atención fueron las que llevó adelante Cristina Kirchner junto a los enviados de Rusia China. Según precisaron fuentes de Presidencia las mismas tuvieron como objetivo estrechar lazos con ambas potencias. Los encuentros se desarrollaron en el nuevo despacho que la ex mandataria tiene en el Senado. Allí recibió al enviado especial del presidente XI Jinping y vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional, Arken Imirbaki; al embajador de China en Argentina Zou Xiaoli y a Lan Hu, Subdirector General de América Latina y el Caribe de la Cancillería.

En segundo término, la titular de la Cámara Alta se reunió con la delegación de Rusia compuesta por el representante Oficial del Presidente de la Federación de Rusia y Presidente del Comité de los Asuntos Internacionales del Consejo Federal de la Asamblea Federal de la Federación de Rusia, Konstantin Kosachev; el Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la Federación de Rusia en la República Argentina, Dmitry Feoktistov Oleg Khodyrev, Vicejefe de la Oficina del Comité de los Asuntos Internacionales del Consejo Federal.

Este miércoles por la tarde, CFK también posó sonriente con Díaz Canel. Se reunieron “con el objetivo de estrechar lazos” entre la Argentina y Cuba, informó el equipo de prensa de la presidenta del Senado. 

Copyright © 2017 El Canillita Digital.