Conecta con nosotros

Curiosidades

Datos curiosos sobre el gato de angora

Publicado el

El gato de angora se caracteriza principalmente por su pelo largo y suave, tiene su origen en Ankara y fue un símbolo de poder para la aristocracia del siglo XVIII.

Se considera que el gato de angora tiene su origen en una región de Turquía cerca del Lago de Van. La antigua capital de esa región se llamaba Angora aunque el nombre actual sea Ankara. La historia cuenta que los europeos quedaron enamorados de este precioso animal cuando los mercaderes turcos lo mostraron por el continente durante el siglo XVI. Se dice que fueron los primeros gatos en tener el pelaje largo y fueron un símbolo de poder para la aristocracia del siglo XVIII. No es de extrañar que representara a la élite pues lo que más sorprende de él es la elegancia y sutileza con la que camina con su cuerpo atlético y musculado.

Su pelo largo y suave, sus preciosos ojos y su maravilloso carácter han hecho de esta raza una de las favoritas en todo el mundo y para los turcos a día de hoy sigue siendo un tesoro nacional. ¿Sabías que los gatos de pelo largo existen gracias a que el angora turco se utilizó para crear otras razas como el persa? Es una de las razas felinas más antiguas de la historia.

El gato de angora tiene un carácter muy tranquilo aunque no dejará de jugar tanto de pequeño como de adulto, le gusta moverse y hacer mucho ejercicio. Asimismo, es muy noble y cariñoso y siempre estará pendiente de sus dueños ronroneando y dándoles amor. No dejes de leer porque te contamos más curiosidades sobre este antiguo minino.

Provienen de Turquía

El gato de angora aparece por primera vez en una ciudad turca llamada Angora (actual Ankara) a las orillas del Lago de Van. A los habitantes de la región les pareció tan especial que pronto se convirtió en un símbolo nacional y de poder. Durante el siglo XVI los europeos también quedaron prendados de su naturaleza y quisieron llevarlo a sus hogares.

Enérgico y juguetón

Es un gato tranquilo, sí, pero eso no significa que no sea activo. El gato de angora es muy curioso y juguetón. Le gusta descubrir cada rincón de la casa y esconderse por los lugares más recónditos del hogar.

Un cepillado diario

El gato de angora, como ya sabes, tiene el pelo largo, suave y sedoso por eso es muy importante que saques tiempo al día para poder cepillárselo y que no se le formen nudos. Además, podrás prevenir que se trague bolas de pelo.

Un ojo de cada color

Algunos ejemplares de angora blanco tienen un ojo de cada color. Este fenómeno recibe el nombre de heterocromía, una anomalía de los ojos en la que cada iris tiene un tono diferente. La heterocromía suele ser congénita aunque también puede originarse por un golpe.

El más parlanchín

¿Sabías que tiene una gran capacidad para comunicarse? Uno de sus rasgos más fuertes es que se comunica de forma muy efectiva a través de sus maullidos. Es muy expresivo y parlanchín. No dudará en reclamarte si lo cree necesario.

Lealtad y fidelidad

El gato de angora es muy fiel a sus dueños. A pesar de ser un gato independiente y que requiere libertad, es capaz de formar lazos muy fuertes con sus humanos y si lo separan de su familia puede ponerse muy triste.

Muy inteligentes

Los gatos de angora son muy inteligentes y pueden aprender más de 10 órdenes. Desde pequeños se prestan a ser educados y obedecen con facilidad cuando les regañas o les enseñas algo.

Continue Reading
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2017 El Canillita Digital.