Conecta con nosotros

Gastronomía

Datos interesantes que probablemente no sabías sobre el chocolate

Publicado el

Hace las delicias de niños y mayores… Te contamos algunas curiosidades sobre este rico manjar cuyo sabor ha pasado del amargo tradicional al punto más dulce.

El ser humano ha convertido la alimentación en uno de los mayores placeres que existen. Si bien es cierto que sigue siendo una necesidad biológica, la imaginación y entusiasmo de algunas personas han servido para sacar el potencial oculto de tantísimos alimentos. Aunque las viejas etiquetas de “dulce” o “salado” siguen existiendo, sus barreras son cada vez más finas y los sabores se entremezclan y combinan de formas inimaginables. Si nos centramos en la de “dulce”, el rey indiscutible sigue siendo el chocolate.

El chocolate se obtiene a partir de las semillas del cacao que son recogidas antes de fermentar, se tuestan y muelen para formar una pasta de cacao que se mezcla con manteca de cacao, azúcar y otros ingredientes para dar lugar al dulce en el que todos estamos pensando. Las semillas del cacao eran empleadas por los pueblos de América del sur como mayas o aztecas a modo de moneda de cambio y era considerado un producto de gran valor vinculado al mundo de los espíritus. Fueron los conquistadores españoles quienes recibieron este producto de los pueblos indígenas y lo llevaron al viejo continente. El propio Hernán Cortés diría que “cuando uno lo sorbe, puede viajar toda una jornada sin cansarse y sin tener necesidad de alimentarse”.

Europa enloqueció con este exótico producto y pronto comenzaría a trabajarse y experimentar con él para obtener distintos manjares. En sus primeros momentos, el chocolate se consideraba un producto de distinción y riqueza que solo la alta burguesía podía permitirse. La primera fábrica de chocolate española data de 1780 y países como Francia, Suiza, Italia o Alemania destacaron pronto.

Desde esos primeros momentos, el chocolate se ha extendido y normalizado pero sin perder ni un ápice de su popularidad. La pasta de cacao se ha ido incorporando a otros productos y procesos de todo tipo y se ha desarrollado todo un mundo alrededor del chocolate, llegando incluso a trascender el ámbito culinario. Sus aplicaciones en el mundo de la belleza (chocolaterapia), moda, arte o salud son cada día más comunes, destacándose este último debido a los muchos estudios existentes sobre sus beneficios. Estas son algunas curiosidades sobre ese oro marrón que es el chocolate.

El árbol del cacao

El árbol del cacao es original de los valles fluviales de Sudamérica, aunque posteriormente fue llevado a México por los mayas antes del siglo VII.

Moneda de cambio y conexión con el inframundo

Para los mayas y pueblos mesoamericanos, el cacao era un bien muy preciado. Las semillas secas se empleaban como moneda para el intercambio de bienes y su consumo era muy habitual y estaba ligado a sus creencias espirituales. Este fruto crece a la sombra del árbol cacahuananche (que significa “madre del cacao”), se relacionaba con el inframundo y se cree que era empleado en ritos funerarios.

El cacao, el verdadero superalimento

Aunque muchos estudios y publicaciones hablan de los beneficios del chocolate para la salud, la verdadera estrella es el cacao y no sus derivados. Esta semilla ha resultado ser uno de los alimentos más ricos en ingredientes funcionales pero, al consumirlo en forma de chocolate, su presencia disminuye. Sin embargo, comer cacao puro o “chocolate crudo” en exceso también podría resultar perjudicial para la salud.

Y los europeos descubrieron el cacao

Colón fue el primer europeo que conoció el árbol del cacao cuando en 1502 fue obsequiado en Guanaja, Honduras, con una especie de almendras que los indígenas usaban como moneda.

Las primeras fábricas de chocolate

Durante los siglos XVII y XVIII nacieron en Europa y Estados Unidos las primeras fábricas de chocolate de la historia. En nuestro país, la primera factoría chocolatera surgió en Barcelona en 1780.

¿Cuánto chocolate comemos al año?

En lo que a consumo de chocolate se refiere, cada persona consume de media algo más de 3.5 kilos anuales de este alimento.

Chocolate antioxidante

Esta creencia popular está muy extendida y numerosos estudios parecen respaldarla. Es cierto que el chocolate contiene flavonoides, un compuesto químico que actúa como antioxidante natural, que contribuyen a la dilatación de los vasos sanguíneos.

Chocolate como antidepresivo natural

Si bien es cierto que el chocolate reduce las hormonas causantes del estrés, el calificarlo como antidepresivo parece un poco exagerado. La cantidad de teobromina que contiene, sustancia similar a la cafeína, combinada con el azúcar es la causante más probable de ese ligero bienestar que sentimos al tomar chocolate.

El chocolate blanco no es chocolate

Lo que caracteriza a cualquier chocolate que se precie es su contenido de pasta de cacao. El llamado ‘chocolate blanco’ está hecho a partir de manteca de cacao, leche, azúcar y otros aceites vegetales que le dan su color y sabor, pero no contiene ni pizca de pasta de cacao. Por esto, técnicamente no se trata de un tipo de chocolate, sino de un sucedáneo de este producto.

Continue Reading
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2017 El Canillita Digital.