Parrilli recibió a una organización ligada al Partido Republicano de EEUU: pidió ayuda para repatriar los dólares

Fue visitado por un centro de estudios de la oposición a Biden. También hablaron de Malvinas y del consejo de seguridad.

El senador nacional del Frente de Todos Oscar Parrilli recibió a una delegación del Instituto Republicano Internacional (IRI), con quiénes habló del pedido de soberanía de Malvinas y su proyecto para repatriar dólares de argentinos en el exterior sin declarar para pagarle al FMI

Se trató de una nueva visita de dirigentes a estadounidenses al Senado, dónde se han hecho habitues: en el último mes Cristina Kirchner recibió al embajador Marc Stanley, quien está semana volvió con la jefa del comando sur Laura Richardson

El neuquino es también un referente de Cristina Kirchner en temas de relaciones internacionales, pero con posturas cercanas a los vínculos con China y Rusia que auspiciaba la vice y muy críticas del presidente Estados Unidos Joe Biden. 

De hecho, pidió citar a Gustavo Beliz, que es quien lleva la relación con con Estados Unidos, por la visita de una delegación a inspeccionar los acuerdos nucleares con China. 

Parrilli no participó de las reuniones con el embajador Stanley, pero si recibió a los republicanos, junto al director de Relaciones Internacionales del Senado de la Nación, Franco Metaza,  y el presidente del BAPRO, Gustavo Menéndez.

Los republicanos estuvieron representados por Scott Mastic, Antonio Garrastazu, Jennifer Schreider y Jorge Ceballos. 

La reunión duró una un según el comunicado del senador, le pidió colaboración en la búsqueda de los capitales argentinos “escondidos en guaridas fiscales, para conformar el Fondo que permita pagar la deuda con el FMI”. Parrilli logró que en el dictamen se incorpore una posible expulsión de las sucursales de los Bancos que no colaboren en informar sobre la fuga de divisas no declaradas.  

También habló del reclamo por la soberanía de las Islas Malvinas, con la necesidad de un diálogo con Inglaterra, en cumplimiento de la Resolución 2065 de la ONU, y “la preocupación sobre la existencia de una base de la OTAN en las islas y el pedido de que sea retirada”.

Le expresó la necesidad de un respeto a las políticas internas de los “gobiernos elegidos por el voto popular en América Latina, en resguardo de sus democracias”. Y de una “democratización del Consejo de Seguridad de la ONU, con la eliminación del poder de veto de algunas naciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *