Conecta con nosotros

Sociedad

Una oficial de policía había pedido de ir al baño en un estacionamiento, se le cayó el arma y murió de un tiro

Publicado el

La oficial tenía un hijo de un año y tres meses y se está investigando si se trató de un accidente o de un suicidio.

Una oficial de la Policía de la Ciudad murió de un balazo que recibió de su propia arma en un estacionamiento del barrio porteño de San Telmo, y se investiga si el disparo se efectuó accidentalmente, informaron fuentes policiales.

Todo ocurrió el domingo alrededor de las 10.30 cuando la oficial Gisela Daiana Zapata, quien cumplía funciones como consigna en una propiedad ubicada en la calle Tacuarí 1581, se acercó a un estacionamiento ubicado a la vuelta, en Brasil 881, del mencionado barrio porteño.

Voceros policiales eque la joven, que se desplazó en un móvil, le pidió al encargado del lugar pasar al baño. Según relató el hombre, minutos después escuchó un ruido similar al de un disparo y los gritos de la oficial pidiendo auxilio.

Voceros policiales explicaron que la joven, que se desplazó en un móvil, le pidió al encargado del lugar pasar al baño. Según relató el hombre, minutos después escuchó un ruido similar al de un disparo y los gritos de la oficial pidiendo auxilio.

El encargado llamó al 911, y al arribar una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias, SAME, constató que Zapata no tenía signos vitales. Los pesquisas indicaron que tras una pericia preliminar, se observó que el disparo ingresó por el costado de su nalga derecha. Fuentes policiales señalaron que se investiga si el arma fue disparada por accidente o si se trató de un suicidio.

El hecho es investigado por la Fiscalía Criminal y Correccional 57, a cargo de Anselmo Castelli, quien ordenó que Gendarmería Nacional Argentina (GNA) quede a cargo de la investigación y, en principio, caratuló el expediente como “averiguación de suicidio”.

Por su parte, al encargado se le dispuso la realización de un dermotest, mientras que el cuerpo de la mujer fue trasladado a la morgue judicial para que le efectúen la autopsia correspondiente y determinar las causas del deceso. La oficial Zapata tenía un hijo de un año y tres meses, según precisaron las fuentes.

, que se desplazó en un móvil, le pidió al encargado del lugar pasar al baño. Según relató el hombre, minutos después escuchó un ruido similar al de un disparo y los gritos de la oficial pidiendo auxilio.

El encargado llamó al 911, y al arribar una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias, SAME, constató que Zapata no tenía signos vitales. Los pesquisas indicaron que tras una pericia preliminar, se observó que el disparo ingresó por el costado de su nalga derecha. Fuentes policiales señalaron que se investiga si el arma fue disparada por accidente o si se trató de un suicidio.

El hecho es investigado por la Fiscalía Criminal y Correccional 57, a cargo de Anselmo Castelli, quien ordenó que Gendarmería Nacional Argentina (GNA) quede a cargo de la investigación y, en principio, caratuló el expediente como “averiguación de suicidio”.

Por su parte, al encargado se le dispuso la realización de un dermotest, mientras que el cuerpo de la mujer fue trasladado a la morgue judicial para que le efectúen la autopsia correspondiente y determinar las causas del deceso. La oficial Zapata tenía un hijo de un año y tres meses, según precisaron las fuentes.

Continue Reading
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2017 El Canillita Digital.