Conecta con nosotros

Salud

Empezó el debate para legalizar el cannabis terapéutico en la Ciudad

Publicado el

El objetivo es que CABA adhiera a la ley que nacional que habilita la investigación, la producción y el acceso gratuito al aceite y otros derivados.

La Legislatura porteña se encamina hacia una adhesión de la Ciudad de Buenos Aires a la ley nacional que habilita el uso del cannabis terapéutico. Para eso, legisladores, especialistas y miembros de organizaciones de cultivadores se reunieron por teleconferencia.

En este momento, son dos los proyectos sobre el tema con estado parlamentario. El primero, de María Rosa Muiños (Frente de Todos), promueve la adhesión del distrito a la ley nacional 23.750 de 2017, que legaliza tanto la investigación como la producción, al tiempo que establece “el acceso gratuito al aceite y demás derivados” para quienes se incorporen al programa.

El otro, de Leandro Halperín (UCR-Evolución), propone además “un acceso informado y seguro como recurso terapéutico, la investigación, el uso científico y la producción pública del cannabis y sus derivados, garantizando y promoviendo el cuidado integral de la salud”.

La presidenta de la comisión de Salud de la Legislatura, María Patricia Vischi (UCR-Evolución), explicó que lo que se intenta acordar ahora es un texto común “que surja del consenso con diversos actores de la sociedad y del ámbito científico”.

“La reunión del lunes fue un primer paso para un tema que costó instalar. Hoy hay acuerdo entre los actores políticos para que sea tratado, y estamos empujando con el Ministerio de Salud de la Ciudad para que salga lo antes posible. Creo que podemos unificar un objetivo entre todos los sectores, más alla de las diferencias políticas”, resaltó Vischi.

Carlos Damin, jefe de Toxicología del Hospital Fernández y titular de la cátedra de Toxicología en la UBA, aseguró al mencionado medio que “si hay algo que puede ayudar a una persona, ese algo tiene que estar facilitado por el Ministerio de Salud, que debe garantizar la composición y concentración correctas y que sea un aceite útil, seguro y de buena calidad”.

“Debe haber alguien que responda por la calidad de lo que se está vendiendo. No se puede comprar por Internet, donde no se sabe quién produjo lo que se vende ni su concentración”, agregó.

Copyright © 2017 El Canillita Digital.